miércoles, 4 de julio de 2012

LA PARTÍCULA DE DIOS


De más está decir que estoy a años luz de imaginar qué es lo que en el día de hoy van a revelar los científicos del CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear) respecto del tema que se ha dado en llamar "la partícula de DIOS". Al enterarme del inminente anuncio pensé, de inmediato,  en el misterio al que ya he hecho referencia en otro capítulo de este blog, titulado El Remedio Homeopático, Misterio y Realidad. Ante la lectura de lo que hoy se menciona como su posible origen - electromagnetismo y fuerzas débiles -, recuerdo que hace más de treinta años un ingeniero de la Comisión Nacional de Energía Atómica, que me consultó por su hijo afectado de asma, se interesó en las particulares características del remedio homeopático, y con la ayuda del Resonador Nuclear Magnético pudo hacer algunas investigaciones en el curso de un año e informarme, antes de su traslado al exterior, sobre las observaciones efectuadas y la imposibilidad que había tenido, con el Resonador Nuclear, para registrar diferencias en las diluciones dinamizadas más elevadas -paradojalmente, son las más potentes-, hecho que atribuía a la posibilidad de que se tratara de energías débiles. Esperemos que a partir de hoy podamos contar con un descubrimiento invalorable para el conocimiento de lo infinitesimal y, en consecuencia, estar en condiciones de profundizar sobre esta misteriosa e incomprendida realidad que nos legó Samuel Hahnemann hace ya más de doscientos años, un tremendo desafío para la física y sus leyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada